«La hidra bancaria» «El Pulpo Bancario», EL OLIGOPOLIO BANCARIO …

Usura legalizada …….

¿Te enseñaron las virtudes del ahorro, lector, cuando eras un chiquitín? ¿Te regalaron un chanchito de alcancía para que fueras metiendo ahí tus INTIS primero y tus SOLES después? Seguro que ahí aprendiste tus primeras lecciones de Economía, aunque es otro asunto si las olvidaste o no.

En el caso de las tarjetas de crédito clásicas a cuotas, el banco que cuenta con la TCEA más baja es Falabella con 104,04%, seguido por el Citibank del Perú con 105,11% y el Banbif con 106,29%. El cuarto lugar lo ubica el Banco Ripley con 124,33%, mientras que el Banco Azteca se encuentra en el quinto lugar con 124,4%.

Por su parte, Cencosud tiene una TCEA de 124,55%, el Banco GNB de 130%, Interbank de 135,05% y Financiera Oh con 135,98%. A estas entidades le siguen el Banco de Crédito con 136,03%, Crediscotia con 137,18%, Scotiabank con 138,3%, Banco Pichincha con 144,6% y Banco Continental con 154,7%.

«El usuario termina debiéndole al banco muchísimo más de lo que ganan sus intereses, e incluso perdiendo su capital.»

Ante el malestar de millones de peruanos que pagan altos intereses por pagos hechos con tarjetas de crédito, el ex presidente de la presidente del directorio de Caja Huancayo, Jorge Solís, aseguró que el Estado puede regular esta situación con un decreto de urgencia, pero que lamentablemente hay un silencio cómplice para que el oligopolio bancario mantengan intereses abusivos.

¿Cuál fue el resultado de la gestión de la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso frente a la SBS?

 “El Ejecutivo y la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) está dejando pasar estas cosas con un silencio cómplice cuando podría intervenir un decreto de urgencia para propiciar una mayor oferta permitiendo que los bancos y cajas municipales ofrezcan tarjetas de créditos para de esa forma poder regular las tasas de intereses altísimas y abusivas que es un mal pandémico que está afectando a muchos peruanos. No se pueden intervenir las tasas de interés debido a que estamos en una economía liberal de mercado, pero estas pueden reducir con la aparición de mayor oferta y competencia”

Asimismo, que con la participación de otras entidades financieras como las cajas en el mercado de tarjetas de crédito, las tasas de interés se reducirían, debido a que las cajas promocionarían un interés de 30% a 40%.

“Contamos con estudios sostenibles y conocemos muy bien a nuestros clientes, y precisamos  que en el peor de los casos podemos ofrecer intereses hasta de un 10% a 40% contando con los factores de riesgo frente al 60% a 90% de intereses que cobran los grandes bancos”, sostuvo el también ex presidente de la Federación de Cajas Municipales del Perú.

Recordemos que en el 2018 en el Congreso también se debatió un proyecto de ley para que las cajas municipales también participen en el mercado de tarjetas de crédito, pero que esta iniciativa no pasó de la Comisión de Economía “por al parecer  las presiones del lobby bancario”.

“La SBS califica los factores de riesgo y señala que las entidades financieras deben contar con un patrimonio de más de 600 mil Unidades Impositiva Tributaria (UIT) que asciende a S/4,200 para poder ofrecer los servicios de tarjetas de crédito. Hay cajas como Caja Huancayo, Caja Arequipa y Caja Piura que cuentan con esta liquidez y que incluso superan a bancos como GNB y Pichincha, pero sin embargo no se les permite brindar tarjetas. Esto no sería un acto discriminatorio”

USUARIOS EN INFOCORP

Existen más de cinco millones de peruanos que cuentan con tarjetas de crédito cerca de un 15 a 20 % estarían registradas en Infocorp, debido  a alguna deuda que mantengan con una entidad bancaria o de servicios. Recalcó que esto se debe principalmente a que muchos usuarios que acceden a las tarjetas de crédito no terminan de pagar su deudas por algunas argucias que utilizan los bancos como el pagar el costo mínimo que incrementa el tiempo que tardará en cancelar su deuda, por lo que terminará pagando más intereses por sus consumos.

 

 

 

 




Deja un comentario